jueves, 8 de mayo de 2014

Alegra: pequeños detalles que marcan la diferencia!

La semana pasada os abandonamos... nos fuimos de puente! Como muchos de vosotros ya sabeis, el evento del año está a tres semanas... solo tres semanas para ser marido y mujer! Y eso conlleva mucho trabajo y mucho estrés (además de mucha ilusión y cosas bonitas), por eso decidimos tomarnos unos días para nosotros y descansar. Bueno, eso no es del todo cierto... hicimos de todo menos descansar! jeje
El pasado jueves, aprovechando que era festivo fui a comer con unas amigas, para celebrar el cumpleaños de una de ellas. Mar vive en Madrid, así que para nosotras era muy especial poder reunirnos de nuevo las tres! Junto con Glòria nos la llevamos por sorpresa al restaurante Alegra, situado en el piso superior del Maremagnum y con unas vistas de infarto. 

Vistas del puerto de Barcelona desde el restaurante
Todo fueron atenciones desde el principio, incluso antes de traernos la carta nos ofrecieron una degustación de aceite de primera prensada con sal gruesa y distintos tipos de pan. Parece una tontería, pero a mi estos detallitos me encantan y creo que muchas veces marcan la diferencia. 

El detallito
Para no variar nos costó mucho elegir entre todos los manjares de la carta, lo que si teníamos claro es que de segundo íbamos a comernos un arroz, pero ya llegaremos a eso. Empezamos compartiendo un surtido de ahumados en el que no había ni rastro de salmón! Eso nos sorprendió, pero el plato merecía mucho la pena: sardina, atún, anchoa y una ostra con un sabor exquisito y una textura muy especial. 
Surtido de ahumados Alegra
También compartimos el tataki de atún con espárragos y ajoblanco. El atún estaba justo en su punto y el ajoblanco es una de mis cremas favoritas, así que no os engaño si os digo que mojamos pan hasta dejar el plato reluciente!

Tataki con ajoblanco (las flores también se comían!)
Cuando con Glòria empezamos a pensar en regalarle a Mar una comida las tres juntas, enseguida pensamos en una buena paella. Así que para el segundo no tuvimos problemas... pasamos a la parte de arroces de la carta y elegimos uno con vieiras y langostinos! Estos últimos estaban un poco cruditos, que a mi me encanta, pero a Glòria, por ejemplo, le dan un poco de angustia si no están bien cocinados. Como siempre: para gustos los colores! El arroz era tal como lo veis en la foto: espectacular y muy jugoso. 

Arroz con vieiras y langostinos
De postre terminamos con mucho chocolate, como no podía ser de otra manera! Un super brownie con helado y caramelo (para mi el caramelo sobraba, pero se de una que se puso las botas, jeje)!

Nos lo partimos entre las tres, la ración era muy generosa
La sorpresa llegó cuando Eduard, el coctelero del restaurante, se apostó al lado de nuestra mesa y nos ofreció un chupito preparado al momento con martini, ginebra, limón, aceitunas y azúcar! Obviamente, no nos pudimos negar! Otra vez, un simple detallito que marcó la diferencia. 

Eduard preparando el chupito
Un poquito más tarde y por sorpresa para Mar fueron llegando algunos amigos más y acabamos sentados en una mesa enorme compartiéndo cócteles y celebrando su cumpleaños!

¡Felicidades Mar!
El restaurante es alucinante tanto por dentro como en la terraza, que no os eche para atrás el hecho de que esté dentro de un centro comercial. El trato fue exquisito y nos sentimos muy cuidadas con cada detalle que tuvieron con nosotras, quizá son un poco lentos sirviendo los cócteles, pero se compensó con los riquísimos que eran.

El interior del restaurante
En definitiva, un nuevo descubrimiento en Barcelona a tener muy en cuenta! Y, además, existe la posibilidad de conseguir buenos descuento a través de Eltenedor!

Que ya llega el veranito, las paellitas y las terracitas! Y eso Alegra a cualquiera! (broma fácil, jaja)

Donde: restaurante Alegra (piso superior del Maremagnum)
Cuanto: no lo pondré, no sea que lo lea Mar... ;) (pero acordaros de Eltenedor!)
Cuando: De domingo a jueves de 12h a 02.30h. Viernes y sábado hasta las 03.30h.

M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario