jueves, 20 de marzo de 2014

London experience 100% en un día y medio

Cuando hace una semana empezábamos a planificar esta escapada, decidimos que no queríamos pasar el típico fin de semana en Londres. Como los dos habíamos estado varias veces en esta ciudad, esta vez nos apetecía algo distinto, ni Big Ben, ni Candem Market, ni London Bridge (sin desmerecer a ninguno de ellos, óbviamente). Tener amigos viviendo allí o que han vivido allí mucho tiempo facilita mucho las cosas, jeje, así que, primero de todo: muchas gracias a todos!

Con Diana cenando en Covent Garden, vive en Londres y fue la perfecta anfitriona
Bueno... a alguna atracción turística si que fuimos... yo (Mònica) tenía la necesidad absoluta de pasar por Kings Cross y visitar el andén 9 y 3/4 desde donde sale el Hogwarts Express (amantes de Harry Potter, se que vosotros me entendéis). Menudo disgusto... había estado allí hace años y estuve yo sola! Esta vez nos encontramos con una cola de gente tipo parque de atracciones, un fotógrafo oficial y hasta atrezzo! La escuela de magia ya no es lo que era.... demasiado muggle suelto! ;)

El acceso al andén 9 y 3/4 a día de hoy
El andén 9 y 3/4 hace años, cuando molaba! jeje
Muy cerca de allí está la Gagosian Gallery, una de las galerías más importantes del mundo con sede Londres, Nueva York, Paris, Hong Kong... solo para ver el espacio por dentro ya merece la pena y si además hay alguna exposición interesante, todavía mejor! Nosotros coincidimos con una de Georg Baselitz que nos encantó.

De galerías por Londres, gajes del oficio
Llegado el mediodía y teniendo en cuenta que era sábado nos fuimos hacia Broadway Market! Allí nos reunimos con Pablo y Deira, amigos y creadores de Walk with me (no dejéis de visitar su web, hacen unos mapas más que interesantes), que habían estado una temporada viviendo en Londres y sabían dónde había que ir. Hay varias formas de llegar hasta allí, nosotros fuimos en metro hasta Bethnal Green y en la estación te indica por donde tienes que salir. Sigues esa calle recto hasta que te cruzas con un canal (a mano derecha os quedará una casa con unas setas gigantes en el tejado, es inconfundible) y tuerces a la izquierda. Desde allí ya no tiene pérdida, solo hay que seguir las "hordas" de hipsters de la zona! ;)

Paseando por el canal
Broadway Market es genial! Chiringuitos de comida de todo tipo (empanadas argentinas, meat pie, salmón fresco recién cortado, ensaladas, veggie burguers, ...), flores y música por doquier, artesanía, algo de ropa...


Puestecitos de Broadway Market. Estas fotos tenemos que agradecérselas a Deira! :)
Al lado hay un parque maravilloso en el que si hace buen tiempo (y ese fin de semana fue inmejorable) la gente se tumba a tomar el sol y a pasar el rato. Así que eso hicimos: compramos algo de comida y bebida en  el mercadillo y nos lo tomamos sentados en el césped. ¿Qué más se puede pedir? Allí también nos encontramos con Mariona, otra amiga que ahora está viviendo en la capital inglesa, y es que... como dirían allí: Broadway Market es "the place to be" en un sábado soleado!

Selfie con Pablo y Deira disfrutando del solazo

El sábado lo acabamos paseando por Trafalgar Square, cenando en Covent Garden (la foto del inicio) y tomándonos unas pintas de cerveza. Hay que tener en cuenta que por más que Londres sea una gran capital cosmopolita, tomarse una cerveza más allá de las 12 de la noche se convierte en ardua tarea y, aunque parezca increíble, nuestra mejor opción acabó siendo tomar una copa en el bar del hotel donde nos alojábamos! jaja!

Afternoon tea el domingo con Ninu (amigo y cocinero del hotel) y Diana
El domingo tuvimos la suerte de poder disfrutar de una experiencia londinense 100% y es que nos invitaron a degustar el "afternoon tea" del Egerton House Hotel. Constaba de unos sandwiches salados con salmón, pollo y huevo; luego se pasaba a los scones con clotted cream o mermelada y, finalmente, a los dulces, entre los que cabe destacar el brownie! OMG, qué textura y qué sabor! Muchas felicidades y muchas gracias al cocinero, por todo!

Empezamos por el piso de abajo e íbamos subiendo
Todo esto iba acompañado, como no, por un te. Nosotros escogimos una variedad del flowering tea procedente de china. Te ponían una especie de semilla redonda en el agua que se iba abriendo poco a poco hasta convertirse en una flor!

video
El antes y el después del flowering tea
Salimos de allí y nos fuimos directos a Hyde Park a pasear para bajarlo todo, jeje, y a disfrutar del solazo que Londres nos brindó el pasado fin de semana. 
Como véis solo pasamos en Londres dos días (o, más bien, un día y medio) pero conseguimos vivir una London experience 100%. La verdad es que es una ciudad que nunca se acaba y en la que siempre hay miles de cosas interesantes por ver y por hacer!

O&M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario