jueves, 27 de marzo de 2014

Descubrimientos en Madrid: La Panamericana

Hace ya algunas semanas que fui a Madrid por temas laborales y, además de trabajar mucho y salir de tapeo, un día me llevaron a La Panamericana.  Decidimos darnos un homenaje con la amiga que me estaba acogiendo en su casa, así que tenía este post más que pendiente y rondándome la cabeza desde entonces! Como siempre, tener amigos afincados por ahí es maravilloso para descubrir sitios nuevos, esta vez se lo debo a Mar (no dejéis de visitar su web, que es una crack), moltes gràcies per tot!

La Panamericana un martes cualquiera
La Panamericana es un local chiquitín y con encanto en pleno centro de Madrid, en el que más vale reservar (aunque sea martes) si no os queréis llevar un disgusto! La carta es bastante variada y con muchas especialidades peruanas, como el ceviche (seviche, sebiche o cebiche, todas son correctas) o el tiradito. Nosotros decidimos compartir los platos para poder hacer una buena degustación. El temaki Bienmesabe, un rollito de lechuga relleno con albahaca y cilantro, fue el plato más sosito de todos los que probamos, pero lo acompañamos con un Bloody Mary Acapuleño, que es una versión del típico cocktail, preparado en mesa delante nuestro y con langostinos! Os podéis imaginar el saborcito que le daban!

Bloody Mary Acapuleño preparado en mesa
Seguimos con el ceviche de corvina, macerado en lima, ají y cebolla. Se dice que el truco para el buen ceviche es que la cebolla sea roja y comerlo con cuchara, para poder mezclar bien todos los ingredientes. La verdad es que este estaba de muerte, aunque fuera con palillos!

Ceviche de corvina
Pedimos también un tiradito de oil fish, aunque se equivocaron y lo trajeron de corvina, pero bueno, lo disfrutamos igual y así tengo una excusa para volver! jeje! La diferencia entre el ceviche y el tiradito reside en la forma de cortar el pescado: en el primero es a tacos y en el sgeundo muy finito, en plan sashimi. En el caso de la Panamericana consiguieron volver a sorprendernos sirviéndolo con palomitas! Estaban impresionantes mojaditas en el jugo del pescado! 

Tiradito de corvina
También comimos un tartar de atún según decía en la carta de atún pacífico: sin agotarlo, sin piratas y del océano pacífico. No se si sería pacífico o guerrero, lo que si puedo decir es que estaba riquísimo!

Ya lo veis, atún pacífico!
Y con lo que a mi ya me ganaron del todo fue con el postre... ufff el postre! Sushi de arroz con leche con membrillo! Impresionante! Volvería allí solo para merendar eso cada día! A ver si alguien se anima a cocinarlo en Barcelona, por favor!

Sushi de arroz con leche y membrillo
Como véis, la comida es buenísima y muy original. El local tiene muchísimo encanto, todo de madera y decorado,según he leído por ahí, por los propios empleados con sombreros, libros, revistas... (lo podéis ver en la primera foto), hasta a los baños les encontré la gracia!

Queda claro a donde va cada uno
Este fue mi gran descubrimiento esa semana en Madrid, si pasáis por allí no dudéis en llamar para reservar y daros un pequeño homenaje!

Donde: La Panamericana (calle Hortaleza 72, Madrid)
Cuando: COMIDA: Mar-Dom. 13h / 16h CENA: Lun-Sab 21h / 24h
Cuanto: a partir de 30 euros

Por cierto... volvemos a Madrid la semana que viene, ¿tenéis alguna recomendación que hacernos?

M.

jueves, 20 de marzo de 2014

London experience 100% en un día y medio

Cuando hace una semana empezábamos a planificar esta escapada, decidimos que no queríamos pasar el típico fin de semana en Londres. Como los dos habíamos estado varias veces en esta ciudad, esta vez nos apetecía algo distinto, ni Big Ben, ni Candem Market, ni London Bridge (sin desmerecer a ninguno de ellos, óbviamente). Tener amigos viviendo allí o que han vivido allí mucho tiempo facilita mucho las cosas, jeje, así que, primero de todo: muchas gracias a todos!

Con Diana cenando en Covent Garden, vive en Londres y fue la perfecta anfitriona
Bueno... a alguna atracción turística si que fuimos... yo (Mònica) tenía la necesidad absoluta de pasar por Kings Cross y visitar el andén 9 y 3/4 desde donde sale el Hogwarts Express (amantes de Harry Potter, se que vosotros me entendéis). Menudo disgusto... había estado allí hace años y estuve yo sola! Esta vez nos encontramos con una cola de gente tipo parque de atracciones, un fotógrafo oficial y hasta atrezzo! La escuela de magia ya no es lo que era.... demasiado muggle suelto! ;)

El acceso al andén 9 y 3/4 a día de hoy
El andén 9 y 3/4 hace años, cuando molaba! jeje
Muy cerca de allí está la Gagosian Gallery, una de las galerías más importantes del mundo con sede Londres, Nueva York, Paris, Hong Kong... solo para ver el espacio por dentro ya merece la pena y si además hay alguna exposición interesante, todavía mejor! Nosotros coincidimos con una de Georg Baselitz que nos encantó.

De galerías por Londres, gajes del oficio
Llegado el mediodía y teniendo en cuenta que era sábado nos fuimos hacia Broadway Market! Allí nos reunimos con Pablo y Deira, amigos y creadores de Walk with me (no dejéis de visitar su web, hacen unos mapas más que interesantes), que habían estado una temporada viviendo en Londres y sabían dónde había que ir. Hay varias formas de llegar hasta allí, nosotros fuimos en metro hasta Bethnal Green y en la estación te indica por donde tienes que salir. Sigues esa calle recto hasta que te cruzas con un canal (a mano derecha os quedará una casa con unas setas gigantes en el tejado, es inconfundible) y tuerces a la izquierda. Desde allí ya no tiene pérdida, solo hay que seguir las "hordas" de hipsters de la zona! ;)

Paseando por el canal
Broadway Market es genial! Chiringuitos de comida de todo tipo (empanadas argentinas, meat pie, salmón fresco recién cortado, ensaladas, veggie burguers, ...), flores y música por doquier, artesanía, algo de ropa...


Puestecitos de Broadway Market. Estas fotos tenemos que agradecérselas a Deira! :)
Al lado hay un parque maravilloso en el que si hace buen tiempo (y ese fin de semana fue inmejorable) la gente se tumba a tomar el sol y a pasar el rato. Así que eso hicimos: compramos algo de comida y bebida en  el mercadillo y nos lo tomamos sentados en el césped. ¿Qué más se puede pedir? Allí también nos encontramos con Mariona, otra amiga que ahora está viviendo en la capital inglesa, y es que... como dirían allí: Broadway Market es "the place to be" en un sábado soleado!

Selfie con Pablo y Deira disfrutando del solazo

El sábado lo acabamos paseando por Trafalgar Square, cenando en Covent Garden (la foto del inicio) y tomándonos unas pintas de cerveza. Hay que tener en cuenta que por más que Londres sea una gran capital cosmopolita, tomarse una cerveza más allá de las 12 de la noche se convierte en ardua tarea y, aunque parezca increíble, nuestra mejor opción acabó siendo tomar una copa en el bar del hotel donde nos alojábamos! jaja!

Afternoon tea el domingo con Ninu (amigo y cocinero del hotel) y Diana
El domingo tuvimos la suerte de poder disfrutar de una experiencia londinense 100% y es que nos invitaron a degustar el "afternoon tea" del Egerton House Hotel. Constaba de unos sandwiches salados con salmón, pollo y huevo; luego se pasaba a los scones con clotted cream o mermelada y, finalmente, a los dulces, entre los que cabe destacar el brownie! OMG, qué textura y qué sabor! Muchas felicidades y muchas gracias al cocinero, por todo!

Empezamos por el piso de abajo e íbamos subiendo
Todo esto iba acompañado, como no, por un te. Nosotros escogimos una variedad del flowering tea procedente de china. Te ponían una especie de semilla redonda en el agua que se iba abriendo poco a poco hasta convertirse en una flor!

video
El antes y el después del flowering tea
Salimos de allí y nos fuimos directos a Hyde Park a pasear para bajarlo todo, jeje, y a disfrutar del solazo que Londres nos brindó el pasado fin de semana. 
Como véis solo pasamos en Londres dos días (o, más bien, un día y medio) pero conseguimos vivir una London experience 100%. La verdad es que es una ciudad que nunca se acaba y en la que siempre hay miles de cosas interesantes por ver y por hacer!

O&M.

jueves, 13 de marzo de 2014

Spoonik: una experiencia para todos los sentidos

Solo con la bienvenida ya nos habían ganado. Llegamos, llamamos al timbre, nos abrieron la puerta y aparecimos en un maravilloso jardín en medio de Barcelona en el que nos recibieron con velas y una copa de cava. No habían pasado ni 5 minutos y ya sabíamos que esa iba a ser LA experiencia.
El Jardín de Spoonik, un remanso de paz en medio de Barcelona
Aquí ya adivinavamos que esto sería LA experiencia
Os aseguramos que con el término experiencia gastronómica nos quedamos cortos, porque en Spoonik no solo despertamos el gusto, también el tacto, el olfato, la vista y, lo que fue más conmovedor para nosotros, el oído.
Spoonik son un colectivo de dos artistas y cocineros a la vez, Jon Giraldo (Colombia, 1982) y Jaime Lieberman (México, 1983), que te reciben el salón de su casa (siempre con invitación previa) para hacerte disfrutar de un tiempo y un espacio maravillosos.La cocina está abierta al comedor, así que en todo momento se puede ver el trajín de los chefs antes de servirte los platos.

El equipo de Spoonik super atareados
Empezamos con unos aperitivos y un vermut Casa Mariol. Este iba precedido por una tabla de mojamas de distintos pescados que tenían como objetivo ensuciar las papilas gustativas y así saborear mejor el plato de vieria que lo acompañaba. Todo esto lo aliñó un cantante cubano que se ocupó de sorprendernos y ponerle el toque musical a la primera parte de la velada!

A la derecha de la foto: Mònica alucinando
Seguimos con el plato de primavera, en el que consiguen abarcar todos los colores de la estación empezando por el naranja del plato y acabando con el verde más intenso. Además de conseguir un cromatismo fantástico las texturas de este plato nos dejaron sin palabras.

La Primavera: Royal de guisantes lágrima, chayote en maracuyá, edamame, ...
Cada vez que salía un plato venía el chef a contarnos lo que contenía, como estaba cocinado y nos daba instrucciones para comerlo si era necesario. El siguiente plato era un ajíaco desestructurado, se trata de una sopa colombiana, es decir, un plato de cuchara que ellos convierten en uno de cuchillo y tenedor. A nuestro lado teníamos sentada a una chica colombiana majísima que aseguraba que olía y sabía igual que la sopa de su madre! Impresionante!

Ajíaco desestructurado
No os daremos detalles de más platos, porque no acabríamos nunca! jeje! Pasaremos a los postres directamente, porque sí, había más de uno! jeje! El segundo y último postre fue para nosotros el colofón de la noche, solo os diremos algunas cosas sobre esta experiencia: Casta Diva, chocolate fundiéndose al son de la ópera, luces bajas y soprano. A algunos les cayeron hasta las lágrimas de emoción.
Postre Casta Diva
Y es que en Spoonik la comida no es lo único importante. Es todo, una experiencia multisensorial que también abarca el compartir mesa con desconocidos con los que acabas entablando conversación, escuchar ópera en directo por primera vez (almenos en nuestro caso), degustar una bodega que incluye agua "feliz", sentarse con el chef a tomar una copa en su salón después de la cena y que te pida tu opinión para mejorar los platos...

En nuestra mesa
Como veis, estábamos en el salón de su casa
Esa noche soñé que seguía compartiendo mesa con toda esa gente maravillosa. Muchas gracias Jon y Jaime por brindarnos la oportunidad de entrar en vuestra casa y degustar vuestra comida y vuestra experiencia, esperamos volver algún día.

O&M.

jueves, 6 de marzo de 2014

Ramen-Ya HIRO: os aseguramos que dejaréis propina!

El cartel que encontraréis en la entrada de este local no es ninguna broma, nos atreveríamos a decir que siempre hay cola en la entrada del Ramen-Ya HIRO.

Quien avisa no es traidor
En este restaurante especializado en ramen el chef, Hiro, elabora él mismo los fideos y ha conseguido, en poco tiempo, tener a muchos fieles a los que no les importa esperar para desgutarlos en alguna de sus pocas mesas.

Esta era la cola que aun había a las 22:30, cuando ya nos íbamos
La carta es maravillosamente sencilla, queda claro desde el principio que lo que se va a comer allí es sopa de fideos. La verdad es que estas cosas se agradecen, ya os lo comentamos también sobre la carta del Santa Burg, si vamos a una hamburguesería ya sabemos lo que queremos que se priorice en la carta y si vamos a uno de Ramen... más de lo mismo! Eso sí, cuatro cositas para picar o compartir siempre están bien, jeje, nosotros optamos por los onigiri, una especie de bola de arroz que puede ir rellena de ciruela, alga kombu o panceta!

El antes
Y el después
Y que decir del ramen... caldo de pollo y cerdo con noodles acompañado con salsa de soja o salsa de miso o otro con caldo de marisco y chirlas (este es el de temporada e imaginamos que va cambiando a lo largo del año). A cada uno de ellos puedes añadirle los toppings que más te gusten, que van desde la panceta de cerdo a los brotes de soja, pasando por el huevo pochado (y muchas otras cosas)!

Ramen con salsa de soja, huevo poché y mantequilla
No se a vosotros... pero a nosotros nos entra hambre solo mirando la foto! Merece la pena hacer cola para entrar en este abarrotadísimo local del número 164 de la calle Girona de Barcelona y sentir que por un momento te transportas a Ásia. No hace falta decir que todo esto se puede degustar acompañado de una buena cerveza japonesa!

El local lleno, llenísimo
En cuanto a la propina... no solo es que se la merezcan, sino que además tienen a estas cucadas encargadas de recogerla y custodiarla! Nosotros no podíamos dejar de echar moneditas! jaja

video

Las risas que se oyen de fondo son las nuestras y es que no era para menos! jaja! Pues lo dicho chic@s, prepararos para hacer cola y llevad moneditas para los animalicos! Let's go Ramen!

Donde: Ramen-Ya HIRO (c/ Girona 164, Barcelona)
Cuando: todos los días excepto miércoles al mediodía y domingos.
Cuanto: Unos 15 euros por persona

O&M.

Recordad que os podéis suscribir al blog en la columna de la derceha y recibir todas las novedades en el e-mail!