miércoles, 8 de enero de 2014

Tres días en Granada y alrededores (parte II)

Una experiencia que no os podéis perder en Granada es ir al Hammam Al Andalus. El edificio, del siglo XIII, está situado justo debajo de la Alhambra y en su ubicación había un hammam (baño árabe) original. La verdad es que la mañana que fuimos la disfrutamos muchísimo: con su zona de agua fría, tibia y caliente es imposible no salir de allí relajado! También se puede disfrutar de un te sentado sobre una piedra caliente o una sala de vapor. Nosotros solo hicimos el baño sencillo y luego nos arrepentimos de no haber contratado también un masaje o tratamiento tradicional. Por lo que pudimos ver, realmente merecía la pena pagar por ello! Aunque... parece que los Reyes Magos han escuchado nuestros deseos y vamos a poder hacer algo muy parecido dentro de muy poquito! Ya os contaremos! ;)

Iluminada en la puerta del Hammam Al Andalus
Esa tarde paseamos por la zona de la catedral y los mercados navideños, la verdad es que Granada entera es una delicia para perderse en ella. Merece la pena no hacer muchos planes ni ir con horarios muy marcados, para poder simplemente pasear y disfrutar de la ciudad. 
El tercer día alquilamos un coche y nos dirigimos a Almería para visitar las tierras de los antepasados de Oscar. Por el camino alucinamos con las casas-cueva! Habíamos oído hablar de ellas, pero nunca nos imaginamos algo así. La gente tiene construidas sus casas hacia el interior de las montañas! No sabíamos si estábamos en Andalucía o en Hobbiton!

Casa construida dentro de una montaña
Acabamos nuestro viaje en Vélez-Blanco recuperando recuerdos familiares. Su imponente castillo se construyó en 1506 y tras algunos siglos de esplendor fue abandonado e incluso se llegaron a vender algunas de sus partes. El patio renacentista forma parte de la colección permanente del Museo Metropolitano de Nueva York, donde está instalado y se puede visitar exactamente igual que estaba en Almería. Ahora el castillo está en fase de restauración y solo se pueden visitar algunas zonas.

Oscar en la entrada del castillo de Vélez-Blanco
Antes de volver a Barcelona disfrutamos de una comida maravillosa, casera y con productos de la tierra en El Palacil! Comimos por 35 euros entre los dos con 4 platos (embutidos, ensalada, crema casera y un cordero riquísimo), vino, pan y postre!
Y con todo esto volvimos a casa listos para celebrar la Nochevieja con los amigos! En breve os contaremos como decoramos la mesa y nuestra primera incursión en el mundo del craft para que todo quedara estupendo!
Esperamos que hayáis tenido una buenísima entrada de año y que empecéis el 2014 a tope, que para nosotros va a ser un año muy muy especial!

O&M

No hay comentarios:

Publicar un comentario